54 años del naufragio Janequeo, una de las mayores tragedias navales ocurridas el 15 de agosto de 1965.

Luis Alarcón Alarcón último superviviente de los tripulantes que abordaron en Talcahuano, relata Naufragio que dejó 52 tripulantes fallecidos, mientras que 28 marinos pudieron sobrevivir.

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Enviar por correo

TImagen foto_00000008ras más de cinco décadas recordamos la historia del buque Janequeo, que en agosto de 1965 fue al rescate del patrullero Leucotón que se encontraba varado en la Isla San Pedro, el remolcador Janequeo se vio enfrentado a la adversidad del clima, y a problemas con las cadenas de tiraje que se rompieron y enredaron en la hélice. Fue arrastrado hasta la roca Campanario, con la que se estrelló en varias oportunidades producto del fuerte viento, hasta que el navío terminó partiéndose por la mitad y hundiéndose.

 

               52 Marinos murieron, mientras que 28 de ellos sobrevivieron a la tragedia, algunos saltaron a la roca para refugiarse, aunque muchos cayeron en el intento, también otros marinos se lanzaron al mar y nadaron a la costa, no obstante algunos de ellos no lograron llegar a la orilla y otros no sobrevivieron producto de lo frío que se encontraba el mar.

 

               Luis Alarcón Alarcón último superviviente de los tripulantes que abordaron en Talcahuano, relata que se embarcó en comisión en el remolque Janequeo como Cabo Primero, en calidad de buzo de salvataje, comenta que fue uno de los buzos que debió sumergirse para tratar de desenredar la cadena, pero por el fuerte oleaje no lo lograron.

 

               Alarcón, que a sus 84 años recuerda el momento en que el buque Janequeo se estrelló con la roca, señaló que él saltó al mar y se aferró a las rocas, pero este estaba torrentoso y no pudo afirmarse más, intentó nadar y no pudo, el mar lo arrastró hasta que logró aferrarse a una cuerda que los lugareños habían lanzado al mar para ayudar a rescatarlos, los que incluso posteriormente le prestaron ropa ya que las olas le habían sacado prácticamente toda.

 

               Finalmente comentó que fue trasladado en helicóptero al crucero O’Higgins y al pasar por sobre el buque dijo que “ya estaba prácticamente desintegrado, ya no quedaba casi nada y la ola lo seguía machacando”. Luego fueron trasladados al Hospital Naval de Talcahuano. Luis dice que pese a la tragedia no quiso retirarse de la Armada y que luego se especializó en la búsqueda de cadáveres.

                                                                                             

               Cabe destacar también la heroica labor de dos marinos que perdieron la vida al rescate de sus compañeros. Se trata del cabo 1° Leopoldo Odger Flores, tripulante de la Janequeo y del marinero 1° Mario Fuentealba, tripulante del Leucotón, quienes se lanzaron a las torrentosas aguas en reiteradas oportunidades para rescatar a sus compañeros, hasta que el mar arrasó también con sus vidas.

 

               La entrevista del sobreviviente de la tragedia, Luis Alarcón está disponible en formato audio en el Archivo Histórico de la Armada de Chile, al igual que se puede conocer este hecho de la historia marítima naval en los recorridos del Museo Marítimo Nacional.

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Enviar por correo

ARTICULOS RELACIONADOS

Ver más