Más de 2000 efectivos de las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad rindieron honores a los Héroes de Iquique en Valparaíso

“En un solo día, la desgracia y la suerte, el cumplimiento del deber y el ingenio ante la adversidad, la gloria y la victoria se amalgamaron y se hicieron carne en el corazón de Chile”, señaló el Vicealmirante Ramos.

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Enviar por correo

Imagen foto_00000001Miles de personas en Valparaíso y Viña del Mar disfrutaron este 21 de mayo de la celebración del 140 aniversario del Combate Naval de Iquique y Punta Gruesa. Más de 1000 efectivos navales, junto a cerca de mil representantes de las otras Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad, rindieron honores al Monumento a los Héroes de Iquique y desfilaron por las calles de Valparaíso y Viña del Mar, para deleite de la ciudadanía.

 

La ceremonia del Monumento fue presidida por el Ministro del Interior, Andrés Chadwick, acompañado por el Director General de los Servicios de la Armada, Vicealmirante Cristián Ramos Pérez, quien se dirigió a los presentes señalando que “los ojos de la Patria entera hoy convergen sobre este majestuoso Monumento a los Héroes de Iquique, como también, sobre las aguas de nuestro puerto nortino donde la historia nos muestra con hechos concretos, como se alcanza la gloria y la victoria”.

 

Recordó que “la tradición de esa naciente Marina, acuñada en 60 años de servicio a la Patria, desde las guerras de la Independencia, la Expedición Libertadora del Perú, la Guerra contra la Confederación y la Guerra contra España, era puesta a prueba en desigual contienda. En Iquique convergió el legado del genio político de nuestros grandes hombres de Estado: O´Higgins y Portales, y se mezcló con la genialidad militar del Vicealmirante Lord Cochrane, formando una vertiente indisoluble que se manifiesta como la tradición naval chilena”, agregando que “fue en Iquique, hace 140 años, que parte importante del carácter nacional con el que hoy nos identificamos como chilenos, se formó”.

 

“Iquique y Punta Gruesa se transformaron en parte de nuestra alma nacional. La Marina ligaba en forma indeleble el nombre de sus héroes a la página más gloriosa de la historia patria, lo que se ve reflejado fielmente en este imponente monumento”, señaló.

 

Terminó diciendo que “el Chile de hoy, su gente, su territorio y sus riquezas son nuestras por el sacrificio y la entrega de generaciones y generaciones de chilenos que nos precedieron. Son chilenas porque gente como Prat y Condell supieron luchar, morir y vencer, y seguirán siéndolo, porque las generaciones de hoy sirven a su Patria empapadas del ejemplo y la tradición que heredamos. Nos sentimos orgullosos de nuestro pasado que nos guía hacia el futuro. Del legado de Cochrane, de Blanco, del Piloto Pardo, del marinero Fuentealba, entre otros, pero por sobre todo, y en particular, del Comandante Prat y su dotación inmortal; pero a su vez, y en honor a esos hombres que dieron su vida por Chile y por sus ideales, estamos decididos a enfrentar los desafíos futuros de mantener una Armada bien dotada, equipada y entrenada, que permita a los chilenos seguir comerciando con el mundo y disfrutando responsablemente de los recursos que su mar le provee, y siendo una nación independiente, soberana, respetada, próspera y desarrollada”.

 

Para el Ministro del Interior, “hemos tenido la suerte de compartir un homenaje y un desfile muy emocionante y bonito. Hemos rendido homenaje al recuerdo de uno de nuestros más grandes héroes y de todos los hombres que lo acompañaron en la ‘Esmeralda’. Esta fuerza interior que motivó al Capitán Prat ha permanecido a lo largo de la historia de nuestro país. Que su legado no sea parte solo de nuestra historia sino de nuestra motivación y espíritu de futuro”.

 

La ceremonia de la Plaza Sotomayor terminó con el desfile de las fuerzas de presentación y con los honores que los clubes de huasos rindieron a los héroes de Iquique.

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Enviar por correo

ARTICULOS RELACIONADOS

A 30 años de la vuelta al mundo en la Esmeralda

A 30 años de la vuelta al mundo en la Esmeralda

Zarpó de Valparaíso el 4 de julio de 1988 y arribó el 26 de febrero de 1989 al mismo puerto de Valparaíso, convirtiéndose para la comunidad internacional en una proeza solo comparable a conquistar el Everest.

Ver más