Más de 70 mil pasajeros llegaron a los terminales porturios de la EPAustral

La temporada estuvo marcada por el inicio de las operaciones del crucero noruego Midnatsol a la Antártica, utilizando como puerto base Punta Arenas. La EPAustral destacó además el aumento en el gasto promedio de los visitantes a US$84.

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Enviar por correo

Imagen foto_00000001Con cifras positivas, la Empresa Portuaria Austral cerró la temporada de cruceros 2016-2017. En total 73.358 pasajeros llegaron a Magallanes a los terminales portuarios Mardones, Prat y Puerto Natales.

 

De ellos,  67.560 corresponden a cruceros internacionales, mientras que 5.798 llegaron a través de cruceros nacionales.

 

Respecto a las recaladas, la EPAustral informó que en total fueron 99, 61 de ellas internacionales y 38 nacionales.

 

Ignacio Covacevich, Gerente de la Empresa Portuaria Austral, comentó “ las cifras se mantuvieron respecto a la temporada anterior, cuando hubo un crecimiento de un 35% . Creemos que las proyecciones para la próxima temporada deberían estar respecto a la tendencia mundial, esperando un aumento de  3 a un 5%.”

 

El ejecutivo destacó el inicio de las operaciones del crucero noruego Hurtigruten, que esta temporada comenzó a utilizar como puerto base Punta Arenas para realizar viajes a la Antártica. “la llegada del Ms Midnatsol es un servicio que para nosotros es muy importante,  ya que los pasajeros pueden hacer turismo en la región antes y después del crucero, lo que aumentará el gasto del turista en Magallanes”, puntualizó Covacevich.

 

Mayor gasto de los visitantes que ya se refleja en las cifras, ya que según lo declarado por los pasajeros esta temporada durante su estadía en la región desembolsaron 84 dólares, aumentando 21,5 dólares respecto al 2015-2016, que según lo informado el gasto promedio fue de US$62,5.

 

Finalmente, el gerente de la EPAustral y Vicepresidente de la Corporación de Puertos del Conosur se refirió a las dificultades que enfrentó la industria durante la temporada, “lo más preocupante tuvo relación con los problemas que enfrentaron algunos cruceros en Valparaíso, que finalmente derivaron en que el último crucero, el Norwegian Sun,  se atendiera en San Antonio. Creo que mirando las cosas desde el punto de vista positivo, es bueno que se den otras alternativas, para darle cabida al mismo servicio, así que de alguna forma esta problemática se transforma en una oportunidad para otros, y que al parecer, por los comentarios, resultó todo bastante bien”, destacó el ejecutivo.

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Enviar por correo