Greenpeace advierte en el Día Mundial de los Océanos

“Esas 251 solicitudes de salmoneras que están presentes dentro de la Red de Parques de la Patagonia, que acaba de anunciar la presidenta, equivalen a todas las salmoneras que están operando en Chiloé".

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Enviar por correo

Imagen foto_00000001En el Día Mundial de los Océanos, la organización ambientalista Greenpeace, interpela al gobierno a que transparente su posición respecto al futuro de los océanos de Chile. Esto, dado que la semana pasada, en la cuenta pública, la jefa de estado presentó a Chile como líder mundial en la protección de los océanos y la conservación marina a través de nuevos parques nacionales a lo largo de todo el país.  Antes este discurso, la organización Greenpeace advierte que: Todo Chile es testigo que la presidenta Bachelet anunció la creación de la Red de Parques Nacionales de la Patagonia. Es aberrante que la presidenta anuncie la creación de un parque nacional en esta zona, pero la letra chica pretenda no incluir el mar. Sabemos que el Ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes,  sin ninguna vergüenza, está presionando para que en este parque nacional ubicado en la Patagonia, se contemple sólo las franjas de tierra sin ser considerado el mar como área protegida. Un acto que evidencia la adhesión, por parte del gobierno,  a las 251 solicitudes de concesiones salmoneras ubicadas dentro de la “Red de Parques de la Patagonia”, específicamente en el Parque Nacional Alacalufes”.

 
 

El 15 de marzo pasado la presidenta además firmó el acta y protocolo de donación de 407 mil hectáreas por parte de Kristine Tompkins, mujer del filántropo estadounidense fallecido,  Douglas Tompkins, creándose así  esta red de parques de la Patagonia que otorga protección a 4,5 millones de hectáreas de un conjunto de parques, reservas y áreas fiscales de alto valor en biodiversidad y de destacado potencial para el turismo de naturaleza, emplazadas en las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes. 

 

 

 Esas 251 solicitudes de salmoneras que están presentes en el Parque Nacional Alacalufes de la Red de Parques de la Patagonia, que acaba de anunciar la presidenta, equivalen a todas las salmoneras que están operando en Chiloé y que dejaron la mayor crisis ambiental y social del país. La contradicción es enorme: por un lado dicen proteger los mares de Chile, pero al mismo tiempo no han hecho nada por detener el daño que la industria del salmón ha causado en diferentes zonas y que ahora pretenden invadir las aguas puras de la Patagonia. La presidenta intenta mostrar a su gobierno comprometido con lo que pasa en nuestros mares, pero lo que en realidad ha hecho el gobierno es apoyar la proliferación de salmoneras y sus nefastos efectos en los mares de nuestro país, dice Estefanía González, coordinadora de la Campaña Océanos de Greenpeace en Chile.

 

 

En este Día mundial de los Océanos, la organización ambientalista hace un llamado a la presidenta Bachelet, “¿Va a permitir el gobierno que las salmoneras funcionen en parques nacionales? ¿Puede el Consejo de Ministros garantizar que ninguna salmonera funcionará dentro de los actuales y futuros parques nacionales? Esperamos una respuesta clara”, pregunta a la autoridad Estefanía González.

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Enviar por correo

ARTICULOS RELACIONADOS

El Instituto de Fomento Pesquero IFOP celebra su aniversario 57

El Instituto de Fomento Pesquero IFOP celebra su aniversario 57

Creado en 1964 por la Corporación de Fomento de la Producción, CORFO, y la Sociedad Nacional de Pesca, mediante un proyecto de asistencia técnica internacional en asuntos pesqueros entre el Gobierno de Chile, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura, FAO.

Ver más