Gustav Maersk el buque porta contenedores más grande que ha llegado a Chile, arribó a San Antonio Terminal Internacional.

Su arribo se produjo de noche en medio de un coordinado operativo a cargo de 4 remolcadores, anticipando la nueva era de mega buques que llegarán a nuestro país.

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Enviar por correo

En STI recaló el mayor portacontenedores que ha llegado a Chile

  • En competitiva industria marítima, nuevamente  STI, concesionario del puerto de San Antonio, rompe su propia marca y logra recibir una nave de 366.9 metros de eslora, manteniéndose de este modo primero en el rubro en el país.

Imagen foto_00000001San Antonio, septiembre, 2014.  A las 04:30 am recaló el Gustav Maersk, portacontenedores de 366,9 metros de eslora (largo) y 42,8 metros de manga (ancho). La nave de mayor tamaño que ha llegado a uno puerto chileno.

La nave, de bandera danesa, fue construida en los astilleros de Odense Steel y pertenece a la clase G CLass II y puede transportar 9.700 TEUS (contenedor de 20 pies).

La maniobra de atraque duró 50 minutos y se desarrolló con 4 remolcadores, equipados con sistema de propulsión shotter (hidrojet), cada uno con 4.000 caballos de fuerza (Hp).

El gerente general de Puerto San Antonio, Aldo Signorelli, se refirió a este importante acontecimiento,  “El  atraque del Gustav Maersk, el buque más grande que ha llegado a un puerto chileno, es un hito para Puerto San Antonio, y así también da cuenta de la potencialidad de San Antonio a nivel local y latinoamericano”, advirtió el gerente general, Aldo Signorelli.

 

Explicó además que el megabarco es el tipo de buques que están trasladando la mayor cantidad de carga a nivel mundial y, por esta misma razón, “Puerto San Antonio está en un proceso de expansión —donde se contemplan inversiones en infraestructura—que le permitirán el arribo de más de una de estas embarcaciones a la vez, consolidando así  a San Antonio como el mayor puerto de Chile. En nuestra calidad de autoridad portuaria, felicitamos a todo el equipo que hizo posible que la recalada se haya efectuado con seguridad y respetando la planificación establecida”.

Imagen foto_00000008Esta positiva noticia confirma el liderazgo regional del concesionario STI, cuyos  accionistas son  el grupo SSA Marine, operador de terminales marítimos y ferroviarios más grandes de Estados Unidos y con presencia en 15 países y SAAM  quien tiene presencia en los puertos más importantes de América Latina y como uno de los más importantes actores de la región.

 

  • Con 366,9 metros de eslora y una capacidad para 9.700 contenedores, el buque de la danesa Maersk Line zarpó desde Hong-Kong. La compañía realiza pruebas con la recalada de este tipo de buques de mayor tamaño –donde juega un rol clave la infraestructura existente–, orientadas a analizar las posibilidades de inaugurar rutas con este tipo de embarcaciones en el futuro.
  • “La mayor demanda por servicios de transporte naviero en Chile y la costa pacífica hacen posible la llegada de naves de mayor capacidad, algo impensado hace sólo cinco años”, señaló el gerente general de Maersk Chile y la Costa Oeste Sudamericana, Todd Pigeon, quien junto a autoridades visitó el Gustav Maersk.

 

San Antonio, 10 de septiembre de 2014.- Durante esta madrugada recaló en dependencias de San Antonio Terminal Internacional (STI) el Gustav Maersk, nave de carga de Maersk Line que dadas sus características se configura como la nave de mayor tamaño y capacidad que ha recibido alguna vez un puerto chileno.

La embarcación, de 366,9 metros de eslora, 42,8 metros de manga y un calado de 15 metros, arribó desde Hong-Kong y pertenece a la categoría G-Class II, una familia de seis naves de la firma de Dinamarca, y tiene una capacidad para transportar hasta 9.700 contenedores (o TEU, containers de 20 pies). En promedio, los principales puertos chilenos reciben naves con capacidad en torno a los 7.000 TEU.

El gerente general de Maersk Chile y la Costa Oeste Sudamericana, Todd Pigeon, explicó que la recalada del Gustav Maersk forma parte de un ejercicio conjunto con el  Puerto de San Antonio y la Autoridad Marítima de Chile,  orientado a demostrar y garantizar la operación segura de naves portacontenedores de gran tamaño.

“En Maersk Line estamos haciendo diferentes pruebas con la recalada de este tipo de buques de mayor tamaño –donde juega un rol clave la infraestructura existente–, orientadas a analizar las posibilidades de inaugurar rutas con ellas en el futuro. En tal sentido, el arribo inédito de una nave de estas dimensiones es una señal inequívoca de las crecientes necesidades de mayor servicio de recepción y despacho de carga, algo impensado hace sólo cinco años. La llegada de un buque como éste es también una señal de confianza e interés de Maersk Line de seguir creciendo en Chile y la región, donde estamos logrando un muy buen desempeño”, puntualizó Pigeon.

 

Principales características y la operación en Chile

Para dimensionar su capacidad, en un viaje a Chile, el Gustav Maersk puede transportar 145,5 millones de poleras de temporada o 48,5 millones de pares de zapatos.

Se trata de un buque altamente automatizado, con un avanzado sistema informático que garantiza una operación eficiente. Entre otros dispositivos, cuenta con un método de recuperación de calor, lo que permite optimizar el uso de energía a bordo. En su construcción también se optimizó la tecnología de sus motores para alcanzar una velocidad de servicio más eficiente y rentable, y para minimizar el consumo de combustible y las emisiones de dióxido de carbono generadas por el buque.

Maersk Line opera en Chile desde hace 20 años, y es uno de los actores líderes en el despacho al exterior de fruta, vino y productos forestales, así como de la importación a Chile de automóviles y productos para el retail. Es la naviera elegida por la mayoría de las grandes empresas de ese sector gracias a su nivel de cumplimiento.

Con recaladas periódicas en los puertos de Arica, Iquique, San Antonio, San Vicente y Coronel, Maersk Line es la única naviera que sale hacia el lejano oriente ofreciendo un servicio “stand alone”, en el que no comparte espacio de carga de sus buques con otra firmas. Así, al operar solo, Maersk Line ofrece una regularidad y flujo independiente, y facilita ahorros en bodegaje, lo que supone una gran ventaja a nivel logístico para sus clientes.

Tags:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Enviar por correo

ARTICULOS RELACIONADOS

Comunidad Logística de San Antonio realiza positivo balance anual 2023

Comunidad Logística de San Antonio realiza positivo balance anual 2023

La reunión para evaluar el cierre del año contó con la asistencia de los asociados de la entidad y autoridades local y en ella fue reconocido el desempeño de Medlog, Sitrans, Puerto Columbo y Saam Logistics. También se destacó la relevancia de contar con un trabajo coordinado en los ámbitos público-privado, sobre todo un área tan trascendental como la cadena logística portuaria.

Ver más